jueves, 29 de noviembre de 2012


Moniciones para a Misa

Tiempo de Adviento


“Uma esperanza que no defrauda”

2 de diciembre del 2012
http://monicionescicloc.blogspot.com/2012/11/i-domingo-de-adviento-ciclo-c.html

miércoles, 21 de noviembre de 2012

XXXIV Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XXXIV Domingo Solemnidad de Cristo Rey

“Mi reino no es de este mundo”

25 de noviembre del 2012

Monición de entrada

La celebración de Jesucristo, Rey del Universo, cierra el año litúrgico con el acento escatológico y apocalíptico propio de los últimos domingos.  Cristo es el Alfa y la Omega, es decir: el principio, el centro y el fin de la historia humana que Dios convierte en historia de salvación.  Cristo se manifestó ante Pilato; es Él quien nos revela al Padre.  Vivamos en esta Eucaristía el gran gozo de tener a Cristo como testigo de la Verdad que nos guía hacia el Padre. Hermanos y hermanas cantemos con ánimo.

Primera lectura: Dt 7, 13-14 (Su poder es eterno, no cesará)

La primera lectura nos describe una visión de Daniel.  Entre las nubes aparece un hombre a quien se le da poder, honor y reino.  Nuestro autor identifica a este Mesías con el líder del pueblo de los santos.  Luego el Nuevo Testamento identifica a este Hijo de Hombre con Jesús.  Escuchen hermanos y hermanas.

Segunda lectura: Ap 1, 5-8 (Cristo ha hecho de nosotros un reino de sacerdotes)

En la segunda lectura tomada del libro del Apocalipsis vemos a Cristo como el Testigo fiel de Dios, el resucitado y el Rey Todopoderoso.  Sigue una alabanza de la obra redentora de Cristo y una proclamación de su venida en gloria.  Les invito a que nos dejemos penetrar por la grandeza y majestad de Jesucristo.

Tercera lectura: Jn 18, 33.37 (Tú lo dices: soy rey)

La lectura evangélica de hoy, según San Juan, Cristo afirma claramente su realeza.  A la vez dice que ha venido a revelar o dar testimonio de la Verdad.  Su reino no es como los reinos de la tierra, sino que es un reino nacido de la humillación, del sufrimiento y de la muerte, del servicio a la Verdad.  Vamos a escuchar este diálogo sobre nuestro Rey, pero antes entonemos el Aleluya.

Oración Universal

1.    Por la Iglesia: para que unida en Cristo, Rey de paz, exprese a la luz del Evangelio la justicia nueva que él ha promulgado desde la cruz.  Roguemos al Señor.

2.    Por los pastores del pueblo de Dios, obispos, presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas: para que imiten a Jesús, que no vino para ser servido, sino para servir. Roguemos al Señor.

3.    Por la sociedad en que nos ha tocado vivir: para que reconozca en todo ser humano la presencia del Hijo de Dios, que un día vendrá a juzgar al mundo. Roguemos al Señor.

4.    Por nuestra parroquia: para que vivamos convencidos que servir es reinar.  Roguemos al Señor.

5.    Por todos nosotros: para que Jesús reine en nuestros corazones y en nuestras vidas, santificando nuestras acciones y palabras. Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra Cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 406)

Hoy te alabamos, Padre, porque en la resurrección

de tu Hijo, Cristo Jesús, lo constituiste Rey y Señor del universal

de todo lo creado con un poder y un reino eternos que no cesarán.

gracias también, porque, a su vez, Cristo ha hecho de nosotros,

los bautizados en él, un reino de sacerdotes para nuestro Dios.

 

Haz, Señor, que venga tu reino al mundo de los hombres,

y danos la fuerza de tu Espíritu para mantener irrevocable

nuestra entrega personal a la construcción de tu reinado

en nuestro  mundo: tu reinote verdad y de vida,

tu reino de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz.

Así mereceremos alcanzar de ti el reino eterno con Cristo.

 

Amén.

 

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

martes, 6 de noviembre de 2012

XXXII Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XXXII Domingo

“La calidad sobre La cantidad”

11 de noviembre de 2012
Monición de entrada


Hermanos y hermanas en Cristo, muy buenos noches (días, tardes).

La conducta de la viuda de Sarepta con el profeta Elías, a pesar de su extrema necesidad y la de la pobre viuda del templo de Jerusalén, que da todo lo que tiene para vivir, dibujan a escala menor la entrega total que de sí mismo hizo Jesús, el sacerdote y la víctima de la nueva Alianza que se ofreció para quitar los pecados de todos.  Estas actitudes nos ayudan a pensar en “dar”, “dar de sí”, “darse”.  Vamos a empezar nuestra celebración poniéndonos de pie para cantar.

Primera lectura: I Re 17, 10-16 (La viuda de Sarepta preparó a Elías un panecillo)

La primera lectura nos habla de una viuda en Sarepta que obedeció la palabra del profeta Elías y en su humildad y generosidad lo dio todo.  Ella recibió su recompensa a través del milagro de Elías y el poder de Dios fue manifestado. Escuchemos.

Segunda lectura: Hb 9, 24-28 (Cristo se ofreció para quitar el pecado del mundo)

El mensaje de la segunda lectura contempla a Cristo activamente intercediendo en favor de nosotros.  Él es el sumo Sacerdote definitivo.  Entró una vez para siempre en el santuario del cielo para ser nuestro mediador ante Dios.  Jesús está ahí por y para nosotros en actitud y ministerio de reconciliación.  Pongan atención a este mensaje

Tercera lectura: Mc 12, 38-44 (La viuda de los dos reales)

En este Evangelio Cristo nos enseña que lo que Dios aprecia es la sencillez, la humildad y la generosidad.  Él alaba la calidad humana, la buena intención y el significado de una ofrenda de una humilde y necesitada viuda.  Ella ha compartido de lo que necesitaba para vivir.  Nos ponemos de pie y cantamos el Aleluya, antes de escuchar este hermoso mensaje.

Oración Universal

1.    Por el Papa N, por nuestro obispo N., y por todos los obispos: para que Dios les conceda sabiduría y fortaleza para dirigir al pueblo santo de Dios. Roguemos al Señor.

2.    Por nuestros gobernantes: para que Dios nuestro Señor dirija su voluntad en el servicio de la justicia, de la libertad y de la paz.  Roguemos al Señor.

3.    Por el eterno descanso de nuestros familiares, bienhechores y amigos difuntos: para que Dios los purifique de sus faltas, los llene del gozo de los santos y les dé parte en el reino glorioso de su Hijo. Roguemos al Señor.

 
4.    Por un aumento en las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal, Roguemos al Señor.


5.    Por nosotros aquí reunidos: para que imitemos la generosidad de la viuda del Evangelio y sepamos compartir no lo que nos sobra sino de lo que tenemos para vivir.  Roguemos al Señor.

 
Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra Cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 400)

 

Te alabamos, Padre, porque en la viuda pobre y generosa

Cristo nos mostró un ejemplo vivo de religión verdadera,

modelo de la adoración y entrega que él practicó  y tú prefieres.

Nuestras calculadoras no coinciden con tus matemáticas, Señor,

porque donde nosotros sumamos cantidad, tú multiplicas calidad.

 

Enséñanos hoy a conjugar los verbos dar y compartir,

para entregar a los demás amor y acogida, respeto y sonrisa,

amistad y tiempo, comprensión y felicidad, alegría, vida y pan.

 

Danos, Señor, una fe que nos lleve al desprendimiento y

La autodonación, y concédenos la generosidad de los pobres,

Para que nos entreguemos a ti y a los hermanos.

 

Amén.

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

miércoles, 31 de octubre de 2012

XXXI Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XXXI Domingo

 “Uma religión basada en el amor”

4 de noviembre de 2012
Monición de entrada

Hermanos y hermanas en Cristo, el Evangelio y la primera lectura de hoy resaltan el amor como esencia de la religión.  Amor que no es solamente a Dios, sino también al prójimo.  Por estar basado en el amor resulta ser el cristianismo una religión positiva por excelencia, la religión optimista del sí al ser humano, al mundo y a la vida.  Empecemos esta Liturgia entonando el canto de entrada.

Primera lectura: Dt 6, 2-6 (Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón)


Israel está entrando en la tierra prometida y por eso debe responder con la mayor fidelidad cumpliendo los mandamientos de Dios.  Además de amar a Dios y al prójimo con todo su ser, el israelita profesa su fe diariamente en la oración en la cual proclama que Dios es uno.  Escuchen este mensaje tomado del Deuteronomio.

Segunda lectura: Hb 7, 23-28 (Jesús tiene un sacerdocio que no pasa)



Nos encontramos en la culminación de la doctrina central de la carta a los hebreos, donde  Compara el sacerdocio de Cristo con el de la antigua ley.  El sacerdocio de Cristo es capaz de salvar a los que por él se dirigen a Dios.  Pongan atención a este mensaje consolador en que nos revela la intercesión permanente de Cristo por nosotros ante el Padre.

Tercera lectura: Mc 12, 28-34 (No hay mandamiento mayor que éstos) 

 

El Evangelio de este domingo relata el encuentro y diálogo de un letrado de la ley judía con Jesús, que se encuentra en Jerusalén.  El letrado pregunta a Jesús  cuál mandamiento es el primero de todos.  Jesús le responde citando un texto del Deuteronomio y añade el segundo mandato: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.  No hay mandamiento más importante.  Les invito a que se pongan de pie para que cantemos el Aleluya.

Oración Universal

1.    Por todo el pueblo cristiano: para que la unidad y la caridad mutua reinen en la comunidad cristiana universal.  Roguemos al Señor.

2.    Por todas las naciones y sus habitantes: para que puedan servir mejor a Dios Padre todopoderoso en la paz, en la justicia y en la prosperidad temporal. Roguemos al Señor.


3.    Por nuestros difuntos: para que el Señor les dé el descanso eterno, los reciba en su reino y los corone de gloria. Roguemos al Señor.

4.    Por todos nosotros los que participamos de esta Eucaristía: para que abramos nuestras manos y nuestros corazones y ayudemos fraternamente a los demás. Roguemos al Señor.

5.    Por un aumento en las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra Cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 397)

 

Te bendecimos, Padre, porque Jesús nos resume toda tu ley

en un solo mandamiento, centrado en el amor a ti y al prójimo.

Gracias también porque tu Espíritu nos permite amarte como hijos

y abrirnos al hermano, completando el círculo del amor en Cristo.

 

Te reconocemos, Señor, como nuestro verdadero y único Dios

a quien debemos amar y servir con todo el ser, alma y corazón.

Y queremos también cumplir el mandato y testamento de Jesús:

ámense unos a otros como yo los he amado; así serán mis discípulos.

 

Ayúdanos, Señor a abandonar los ídolos de nuestro egoísmo

para centrarnos en el mandamiento principal y primero, porque

amarte a ti y al prójimo es cumplir tu ley enteramente.


Amén.

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

Fiesta de los santos y de los fieles difuntos


Día de todos los santos 1 de noviembre



 

Día de los difuntos 2 de noviembre


viernes, 26 de octubre de 2012

XXX Domingo del Tiempo Ordinario- Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XXX Domingo

“Creer para ver”

28 de octubre de 2012

Monición de entrada

Queridos hermanos y hermanas. Nos encontramos reunidos en comunidad una vez más para celebrar nuestra fe.  Pero este don no es algo solamente de palabras, sino que es un estilo de vida.  Jesús caminaba poco a poco hacia Jerusalén, donde le espera la suerte trágica de los profetas, como Él ha predicho en tres ocasiones mientras va de camino con sus discípulos.  Si seguimos a Cristo tenemos que llevar la cruz en pos de Él.  Entonemos con alegría el canto de entrada para empezar esta Eucaristía.

Primera lectura: Jr 31, 7-9 (Congregaré a ciegos y cojos)

La primera lectura de este domingo es un canto a la alegría, exultación desbordante ante la vuelta triunfal a la Nueva Sión.  Nadie está excluido, ni los lisiados o los impedidos como tampoco los ciegos.  Yavé será para el Pueblo un Padre.  Escuchen con atención.

Segunda lectura: Hb 5, 1-6 (Tú eres sacerdote eterno según el tiro de Melquisedec)

Esta lectura que a continuación escucharemos es una meditación sobre el sacerdocio de Cristo.  Él es el sumo sacerdote ya que no fue Él quien se dio esa dignidad, sino Dios que le llamó.  Puesto que Él participó de la condición humana totalmente, conoce bien nuestras debilidades y miserias.

Tercera lectura: Mc 10, 46-52 (Curación del ciego Bartimeo en Jericó)

Camino a Jerusalén Jesús curó al ciego Bartimeo.  Este ciego oraba con insistencia, pidió la ayuda de Cristo y, a pesar de las dificultades, por la fe del suplicante se desencadena el favor divino.  El ciego recobró la vista y seguía a Jesús.  Antes de escuchar esta narración entonemos el Aleluya.

Oración Universal

1.    Por el Papa N, los obispos, sacerdotes (especialmente el/los de nuestra parroquia, diáconos, religiosos y religiosas y por todos los líderes de la Iglesia: para que ofrezcan siempre una vivencia renovada de su fe en Dios. Roguemos al Señor.

2.    Por todos aquellos que trabajan voluntariamente por el bien de los demás: para que sean bendecidos por su dedicación e interés en sus hermanos y hermanas.  Roguemos al Señor.

3.    Por los responsables del orden social y político: para que organicen la sociedad de tal manera que nadie quede marginado o despreciado.  Roguemos al Señor.

4.    Por los ciegos de este mundo: para que por medio de su enfermedad vean mejor el camino hacia el Padre.  Roguemos al Señor.

5.  Por todos nosotros y por nuestras intenciones: para que acojamos de todo corazón a todas aquellas personas que la sociedad considera extrañas e indeseables.  Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada domingo, San Pablo, España, 1993, p. 394)

 

Te bendecimos, Padre, por el corazón compasivo de Cristo

que en el oasis de Jericó tuvo lástima del ciego del camino,

imagen viva de la humanidad caída, necesitada de tu luz.

 

Hacemos nuestros, Señor, los gritos de su fe suplicante:

nos circunda amenazante el desierto inhóspito de la increencia,

al tiempo que nos atenazan nuestros miedos e inseguridades.

 

Haz, Señor, que tu palabra y tu amor despierten nuestra fe,

curando nuestra innata cegara, para poder verlo todo en la vida

con los ojos nuevos que nos da esa fe: los criterios de jesús.

Así podremos seguirlo bajo el impulso y la fuerza de tu ternura,

como hombres y mujeres nuevos, renacidos por tu Espíritu.


Amén.

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

viernes, 19 de octubre de 2012

XXIX Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XXIX Domingo

“Para ser grande en la comunidad de Jesús”

21 de octubre de 2012

Monición de entrada

El mensaje que la Palabra de Dios tiene para nosotros no es fácil de vivir.  Sin embargo, tenemos como ejemplo a Cristo, que cargó con nuestros pecados.  Todos estamos llamados a beber del cáliz de este sufrimiento, entregándonos al servicio de los demás.  En la Eucaristía, en que renovamos la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, Dios nos da la fuerza que necesitamos para seguir a Jesús, para servir a los demás.  De pie para recibir a los ministros de esta Eucaristía, mientras entonamos con júbilo el canto de entrada.

Primera lectura: Is 53, 10-11 (El Siervo del Señor dará su vida como expiación)

Escucharemos ahora el cuarto cántico del Siervo de Yavé, visto por el profeta Isaías.  El Siervo de Dios cargará sobre sus hombros todos nuestros pecados, entregará su vida como expiación.  Escuchen hermanos y hermanas.

Segunda lectura: Hb 4, 14-16 (Tenemos un sumo sacerdote capaz de compadecerse)

Esta lectura nos describe la figura de Jesús.  Él pudo compadecerse de nuestras miserias y debilidades porque sabe por experiencia propia lo que es obedecer y ha sido probado en todo como nosotros, menos en el pecado.  Presten oído a este mensaje.

Tercera lectura: Mc 10, 35-45 (Breve: 42-45) (La autoridad como servicio)

Jesús le explica a los Apóstoles que el camino que lleva a la gloria es el camino del servicio hasta dar la vida, si es necesario.  Marcos utiliza para ello dos imágenes: el cáliz y el bautismo para indicar, sin lugar a dudas, la superación de dificultades, incluso, la muerte.  Pónganse de pie para escuchar este pasaje, pero antes cantemos el Aleluya.

Oración Universal

1.    Por la Iglesia, especialmente nuestra Parroquia N: para que anuncie sin cesar que el amor es más fuerte que el odio y dé testimonio de la misericordia que ella experimenta de Dios.  Roguemos al Señor.

2.    Por todos los pueblos de la tierra: para que se afiancen sentimientos de mutuo acercamiento, aceptación y sincera colaboración.  Roguemos al Señor.

3.    Por nuestras propias intenciones, las necesidades de nuestra parroquia: para que pongamos nuestra fe y esperanza en Cristo quien sabe lo que necesitamos y lo que nos hace falta.  Roguemos al Señor.

4.  Por nosotros los aquí presentes: para que el amor crezca sin cesar y cada vez más desterremos de nuestras vidas la enemistad, las rencillas, el rencor, el egoísmo, la envidia, el odio, el individualismo… Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada domingo, San Pablo, España, 1993, p. 391)

 

Te damos gracias, Señor Dios, Padre nuestro, por llamarnos

Al seguimiento de Cristo, que inauguró un mundo nuevo en el que

Los primeros y los más grandes son los que sirven a los demás.

 

Haz, Señor, que asimilemos la enseñanza y el ejemplo de Jesús,

Y optemos por unas relaciones fraternas de amor y mutuo servicio,

Desechando como fardo inútil nuestra supuesta importancia,

Aceptando con alegre sonrisa a los demás tal como son

Y compartiendo las penas, los gozos y las esperanzas de todos.

 

Cúranos, Señor, de nuestro egoísmo, soberbia e intolerancia,

Pues, queremos vivir al estilo de Jesús: amar sin pasar factura

Y servir en tu nombre a todos los hermanos sin distinción.

 

Amén.

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.